domingo, 22 de julio de 2012

Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto


 El evangelio de Mateo presenta el Sermón de la Montaña como el cumplimiento de la Torah: como Moisés subió al monte Sinaí para recibir la Torah, así Jesús sube 'al monte' para entregar al pueblo la nueva Ley.
 
I.«Habéis oído que se dijo a los antepasados: “no matarás”, y aquel que mate será reo ante el tribunal
Pues yo os digo: todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal..»
 
II. «Habéis oído que se dijo: “ no cometerás adulterio”.
Pues yo os digo: todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón...
 
III.«También se dijo: el que repudie a su mujer, que le dé acta de divorcio."
Pues yo os digo: todo el que repudia a su mujer... la hace ser adúltera; y el que se case con una repudiada, comete adulterio.»
 
IV.«Habéis oído también que se dijo a los antepasados: “no perjurarás...”
Pues yo os digo: que no juréis en modo alguno...»
 
V.«Habéis oído que se dijo: “ojo por ojo y diente por diente”.
Pues yo os digo: no os resistáis al mal; antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha ofrécele también la otra...»
 
VI.«Habéis oído que se dijo: “amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo”
Pues yo os digo: amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos...»


En este sermón tenemos las antítesis, "habéis oído que se dijo (...) pero yo os digo". Este "habéis oído que se dijo" es lo que se denomina pasivo divino, que es una forma verbal hebrea para evitar nombrar a Dios.

Justo en esto reside el escándalo, Jesús nivela sus enseñanzas a las de Dios, a la Ley entregada a Moisés. Él no explica la Ley argumentando con otros textos de la Escritura, sino que la corrige con su propia autoridad. Con todo, debemos señalar que Él no vino a abolir la Ley, sino a llevarla a su verdadero cumplimiento, a su plenitud, libre de todo añadido o desvirtuación.

En Jesús vemos que hay una propuesta de libertad radical, él es el hombre libre por antonomasia, aquel que no teme perder su reputación, que no está anclado a falsas seguridades, al tener, a lo preestablecido... Él posee la libertad verdadera, aquella que viene de Dios mismo que, lejos de ser un rival para el hombre, es su mejor valedor.

Bien mirados, estos preceptos parecen impracticables y contrastan con nuestra debilidad. Como me decía un anónimo comentarista, los que nos consideramos seguidores de Jesús no somos mejores que nadie, no estamos exentos de las mismas debilidades que el resto de seres humanos. Intentamos imitar a Jesús, con nuestros muchos defectos. 

Precisamente en esa aparente "impracticabilidad" que señalábamos más arriba, sacamos dos conclusiones que son de vital importancia:

1- Esa distancia es la que evita que caigamos en la "religión del mérito" y nos recuerda la importancia capital de la Gracia.

2- Se pone de manifiesto que esta vida en libertad, el estilo de Jesús, sólo es posible desde Dios, apoyándonos en Él.

La conclusión del Sermón de la Montaña, el cierre de las antítesis que hemos comentado es el "sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto". Jesús nos sitúa en este momento en tensión, en un continuo avance hacia la perfección que, lejos de conquistarse de una vez para siempre, es un camino que no cesa, que nos indica que la auténtica humanidad es mucho más profunda y exigente que los preceptos anteriores, pues el ser humano está llamado a ser un hombre nuevo, divinizado, cuyo referente es Aquel de quien somos imagen y semejanza.

Como decíamos, Jesús se enfrenta a la Ley no para destruirla, sino para eliminar todos los añadidos que deshumanizan, pues el ser humano está llamado a algo más profundo que vivir heterónomamente una ley, está llamado a vivir en Dios y desde Dios.

Como decía S. Ireneo,Gloria enim Dei vivens homo, vita autem hominis visio Dei”.  "Porque la gloria de Dios es el hombre vivo, y la vida del hombre es la visión de Dios"



PD: He estado todos estos días sin aparecer por los mundillos blogueros porque he tenido el ordenador fuera de servicio. No he tenido acceso a él hasta hace unos días.

15 comentarios:

  1. Querido Andy, cuando he visto tu comentario en mi blog sabía que habías puesto una entrada en el tuyo. Es muy corriente.
    Me ha encantado tu texto, (aborrezco la palabra post), sin embargo, no quiero evitar de mi lenguaje, ni de mis sentimientos la palabra Dios y Nuestro Señor. Lo amo por encima de todo y espero que su Gracia jamás me falte para cada día aumentar mi amor hacia Él.

    Un fuerte abrazo y gracias por tu comentario. La verdad es que te recordaba y recordaba cuando tú empezaste en este mundillo bloguero. Te tengo cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti C, es un placer leerte.

      Eliminar
  2. ES un camino duro que se hace suave con la compañía del Señor
    La entrada me ha recordado un mail que recibí hace poco. Lo copio al final
    Felices vacaciones¡


    Definición de Católico

    Es un adjetivo que significa Universal, que comprende a todos.

    Cuando digo que soy católico, no estoy gritando lo limpio que estoy viviendo.
    Estoy susurrando que "estaba perdido, pero he sido encontrado y perdonado".

    Cuando digo que soy católico, no hablo sobre esto con prepotencia.
    Estoy confesando que tropiezo y que necesito a Jesús para que sea mi guía.

    Cuando digo 'soy católico', no estoy tratando de ser fuerte.
    Estoy declarando que soy débil y que necesito Su Fuerza para sostenerme.

    Cuando digo 'soy católico', no estoy alardeando de mis éxitos.
    Estoy admitiendo que fallo y que necesito a Jesús para que limpie mi vida desordenada.

    Cuando digo 'soy católico', no estoy afirmando que soy perfecto.
    Mis faltas son muy visibles, pero Dios cree que valgo la pena.

    Cuando digo 'soy católico', de mi parte aún siento el aguijón del dolor.
    Aún tengo tristezas y algunas veces dudas, pero se calman cuando llamo su nombre: JESUCRISTO

    Cuando digo 'soy católico', no soy una santurrón. Sólo soy un simple pecador que recibe la GRACIA de DIOS, de alguna manera.

    ¡Porque Dios me lo ha dado todo!
    "El Señor te bendiga y te guarde; te muestre su faz y tenga misericordia de ti. Vuelva su rostro a ti y te dé la paz."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miriam, muchas gracias por traer esta definición de católico a mi blog, es muy buena.

      Gracias ;)

      Eliminar
  3. Querido Andy, estamos en las manos de Dios que perdona nuestras faltas con su amor y misericordia sin confines, basta decir, con todo el corazón, que somos infinitamente miserables, pequeños y pecadores, pero que Lo queremos y que deseamos ser mejores.....
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente Martina, y lo más maravilloso de todo es que Él nos quiere aún siendo así de pecadores y miserables.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Querido Andy, bienvenido de nuevo.

    Es curioso, comenté en mi blog que estos meses de junio y de julio leo continuamente el Sermón de la Montaña. Si veo los "mandatos" a los que tú te refieres, si intento vivirlos en serio (no enfadarme continuamente, no mentir ni en cosas pequeñas, no vengarme) veo lo que pones en tu 1ª conclusión: es tan difícil que sólo la gracia de Dios nos lo permite. Si, poco después, leo el llamado al perdón de las ofensas, la necesidad de la gracia se hace infinita, por nuestra soberbia y nuestra ira.

    Muy buen texto.

    ...

    (Tu sobrina: supongo que se aplica el dicho inglés de "no news, good news".)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente Fernando. ¡Cuánto cuesta perdonar y pedir perdón! La soberbia y el rencor son muy poderosos, pero no hay nada que pueda con la gracia.

      Sí, gracias a Dios mi sobrina está muy bien. Hasta Septiembre no habrá novedad, pues es cuando le realizan la próxima resonancia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Leerte es siempre una bendición :)

    Un cariñoso saludo y mi humilde oración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belen, qué amable eres conmigo. Tus palabras me animan a seguir.

      Un abrazo, y gracias por tu oración.

      Eliminar
  6. Estimado "joven malagueño", Dios te bendiga en tus estudios de teología y te ayude en tu esfuerzo por compartirlos con mucha gente.

    ResponderEliminar
  7. Andy!! ¡Hola!
    Me gusta esa frase final de San Irineo, no que no me guste lo que dijo Jesús.
    Pero es que hay veces que en la vida pareciera ser que no vivimos, sino que sobrevivimos. Y pues el mensaje de salvación eso es lo que en mi me deja, un canal de gracia para Vivir, ya que todo, todo es don y gracia.
    En mis oraciones sigue Bely y tu también.
    DTB!!

    ResponderEliminar
  8. Todo esto es muy bonito,recien me he enterado por May Feelin,que tu sobrinita se fue a la casa del Padre,alli me entere de este blog,y todo lo que leo me encanta.
    Prefiero pasar en el anonimato.
    Por como escribes y lo cuentas todo Andy,parece que estas estudiando para sacerdote,estas muy inspirado por El Espiritu Santo.
    Dios te siga Bendiciendo.
    Tu preciosa sobrinita interceda por nosotros,que mucho lo necesitamos.
    Gema

    ResponderEliminar